Saltar al contenido
Logo Fiesta de la Poesía

Fiesta de la poesía en Villa de Leyva

Von Paixao

(No su inexpresivo Curriculum Vitæ: más bien su enajenado Solus Ipse Vitæ en el más puro acento leogreiffiano)  

Nacido Iván Paixao de Araújo bajo la enigmática confluencia de tres sietes, en el 1977 – tiempo ha –; pronto un acorde fugado de Bach le reveló la exacta ecuación que lo convirtió por tristanescos, nibelunguescos y parsifalescos ensueños, en Von Paixao.

Oriundo del desarraigo que lo abraza como gran Patria, su origen bien puede asentarse en suelos y suaves decires de Brasil saltando irredento a la señorial Bogotá, de regio pasado; en la gran Lusitania de Camões, la visigótica Hispania – Quijotesca Cervantina –, las misteriosas calles y catedrales parisinas y en un extraño eco germano cabalgando con wagnerismos en su espíritu.

Del Derecho un profesional. Repudió empero procedimientos y procederes procediendo improcedentes; su Diploma, escrito en caracteres de Ley de las XII Tablas o legislaciones de Solón y Pericles, lo convirtió en ex abogado antes de llegar siquiera a ejercitarse como abogado.

Y formado en la Docencia universitaria para hallar en ella la Decencia, apartolo de las aulas la indecencia docente y discente de los indoctos.

Lugar de asiento: La Villa de Leyva cruzada de antiguos espíritus, donde un cuarteto de cuerdas de Schubert, interpretado por doncellas y muertes, le comunicó que debería desplegar su sueño de griega Tragedia. A veces reside también en la Luna.

Oficio: Tumbos y retumbos como filósofo en la Filosofía de los siglos, poeta y escritor incipiente en el Juicio Final del Mundo, voluntario de volúmenes olvidados en la Biblioteca La Hoja – la más famosa aventura que se haya visto ente amigos – y seleccionador de letras, escritos y pensamientos para la Fiesta de la Poesía. Músico en clave de sol, sin notas. Luchador contra el Tiempo. Disparatador profesional.

Discípulo de Homero, Esquilo, Sófocles, Schopenhauer, Nietzsche, Borges, Bach, Wagner y Beethoven, protagonista de sus propias Ilíadas, Tragedias, Tocatas, Fugas, Sinfonías y Zaratustras.

¡Yo soy la locura!